¿Quieres que tu casa sea un ejemplo de eficiencia energética? Esta tarea requerirá un compromiso especial pero los resultados serán visibles en tus tarifas de luz y gas. ¿Te animas? En este artículo te damos consejos para mejorar tu eficiencia energética y te explicamos la importancia de elegir una buena tarifa para ahorrar en tu consumo.

 

Una tarifa que ayude al ahorro

 

La eficiencia energética se materializa en el recibo de la luz que tenemos que pagar. Sin embargo, en algunas ocasiones por muchas medidas que se tomen este importe no baja. ¿Por qué puede ocurrir? Porque quizá contamos con una de las tarifas de luz que nos hace pagar por un consumo que no realizamos. Por ello, es importante conocer nuestras necesidades energéticas, en concreto de luz, para poder elegir entre todos los tipos de tarifas eléctricas cuál es el mejor para nosotros.

 

La mayoría de las tarifas del mercado dependen del precio de la luz y por ello tienen subidas y bajadas. Aunque la más notable es la de la tarifa PVPC, que cambia cada día y cuya previsión del precio de la luz se puede consultar en la web de la Red Eléctrica Española. Dicho precio de la luz está controlado por el Ministerio correspondiente.

 

Consejos para mejorar la eficiencia energética

 

A continuación te explicamos seis puntos en los qué puedes trabajar si quieres que la eficiencia energética de tu hogar aumente:

 

  • Aislamiento: es fundamental para lograr la máxima eficiencia energética de nuestra vivienda. Se puede aplicar en diferentes lugares como el tejado, las ventanas, el suelo o las paredes. Si contamos con un buen aislamiento conseguiremos que la temperatura confort permanezca en el interior y evitaremos un gasto extra de calefacción o aire acondicionado.
  • Fugas de temperatura: en la misma línea que el punto anterior, hay que eliminar los puentes térmicos y los lugares donde se producen fugas de temperatura. Muchas veces no es solo que se escape la temperatura interior, sino que la exterior tiene filtraciones.
  • Paneles solares: es una alternativa muy atractiva en la actualidad por su abaratamiento y los beneficios que conlleva su instalación. Gracias a estos aparatos podemos generar nuestra propia energía y consumirla, no obstante también hay otras formas de autoconsumo que subvencionan las comunidades autónomas.
  • Orientación: si la vivienda se va a construir desde cero estudiar su orientación será fundamental para el aprovechamiento de la luz natural. Sin embargo, si ya está levantada podemos localizar las zonas que mejor iluminadas están durante el día y convertir estos espacios en los más utilizados en la casa.
  • Luces LED: cuando no podamos utilizar más la luz natural tendremos que utilizar la artificial, pero no es lo mismo instalar luces LED en toda nuestra vivienda que las tradicionales. Las LED presentan un ahorro importante en el consumo de energía.
  • Electrodomésticos: por último, los electrodomésticos están clasificados según su certificación energética. Los que tienen una letra A o próxima a ella son los que más energía ahorrarán en su trabajo. Estos son los más eficientes del mercado, conócelos aquí.