casas con piscina

Junto con la casa en primera línea de playa, la casa con jardín y piscina es el sueño que casi todo el mundo tiene. Porque disfrutar de una piscina dentro de tu propiedad es sinónimo de muchos cosas: de salud, de confort, de comodidad, de calidad de vida… Eso sí, si finalmente tomamos la decisión de adquirir una propiedad con piscina, debemos tener en cuenta que nos probablemente vamos a realizar un gasto económico importante, que puede incrementarse en función del tamaño y requerimientos de la casa y de la piscina.

TROVIMAP te ofrece en este post todas las alternativas posibles que ofrece el mercado para adquirir una casa con piscina o comprar una piscina e instalarla en la casa de campo que ya posees. Eso sí, antes de comprarla deberás leer con atención todos los puntos que te proponemos, y evitar los errores más comunes.

¿Casa de veraneo o domicilio principal? 

Definir si nuestra casa con piscina será nuestra principal residencia, o un sitio de veraneo / fines de semana alterará mucho la percepción de la misma; así que es lo primero que deberemos pensar en profundidad antes de tomar una decisión al respecto.

Hay compradores que optan por la casa con piscina que compraron como segunda residencia. La emplean como vivienda para los fines de semana o casa para veranear. Generalmente en estos casos, estamos hablando de casas de campo o chalets alejados de las ciudades. Si mantener una vivienda en propiedad tiene unos gastos mensuales, tener una segunda residencia los duplica. Para reducir el coste de tener dos casas y que nuestro bolsillo lo agradezca, TROVIMAP te ofrece las claves para sacarle rentabilidad a nuestra segunda vivienda en los momentos en que no vivamos en ella. ¿Cómo? Comprando una vivienda que posteriormente podamos alquilar.

¿Qué tipo de casa con piscina?

Lo primero no es pensar en el modelo de piscina, sino en la vivienda, casa o piso que va a comprar con, eso sí, piscina incluida. El comprador tendrá que decidir qué propiedad le conviene:

· Una casa unifamiliar en una urbanización, en la periferia de la ciudad.

· Una casa de campo.

· Un piso en una urbanización o comunidad con piscina.

Las dos primeras opciones comparten muchos pros y contras, que pasamos a evaluar:

· Bienestar: la tranquilidad del campo, un entorno menos saturado, libre de malos humos y un hogar con más metros cuadrados por menos euros.

· Garajes: los garajes en grandes centros urbanos son muy caros, mientras que la mayoría de viviendas unifamiliares o adosados incluyen al menos una plaza de aparcamiento. Ello disminuirá los costes fijos mensuales destinados a vivienda.

Si quieres aprender todos los trucos para ahorrar en casa, no puedes perderte este post.

· Traslados: Hay que considerar el gasto en combustible y contar con al menos un coche o moto, lo que aumenta los costes fijos (seguros, impuestos de circulación y peajes). Por otra parte, los medios de transporte público, o bien no llegan a muchos de estos sitios, o lo hacen con una frecuencia baja y casi nula en horarios nocturnos.

· Compras y ocio: Hay que considerar que el tiempo y el coste para acceder a los centros de compra u ocio se incrementan.

· Mantenimiento: Una de las ventajas de este tipo de casas es que cuentan con un gasto de mantenimiento comunitario menor que la mayoría de los edificios céntricos, en el que va incluido el acondicionamiento de la piscina.

· Privacidad: Es la única cuestión que inclina la balanza a favor de las casas de campo. Al ser propiedades privadas, la piscina tendrá la misma condición y no tendrás que compartirla con otros propietarios, como sucedería si vivimos en una urbanización. Pero, no nos olvidemos, que esa privacidad tiene un coste: tendremos que soportar nosotros solos el mantenimiento y las averías que puedan surgir.

Un piso con piscina en una urbanización, en el casco urbano de una ciudad, aligera -y de qué manera- los gastos que suponen vivir alejados de la ciudad, del trabajo, del colegio de los niños… Puedes gozar de un baño prácticamente sin salir de tu vivienda, eso sí, en compañía de tus vecinos porque se trata de una piscina comunitaria. Además, el coste de mantener la piscina irá incluido en el recibo de la comunidad de propietarios, por lo que no tendrás que cargar con el mantenimiento de la piscina tú solo.

¿Buscas una casa con piscina porque en tu piso te mueres de calor? No olvides que publicamos algunos trucos para mantener tu casa fresca en verano.

¿Qué tipo de piscina se adecúa mejor a tus necesidades?

Escojamos una casa para vivir o para disfrutar en vacaciones, debemos saber qué tipo de piscina nos beneficia más. Podemos elegir entre:

Piscinas Indoor

piscina indoor

Las “piscinas indoor” (inside the door = detrás de la puerta) son aquellas piscinas que no están al aire libre, sino en el interior de la propiedad: Piscinas interiores o cubiertas. Se trata de piscinas que están el terreno de la casa de veranear o en la zona comunitaria de una urbanización. También puede tratarse de una vivienda de lujo que tenga incorporada una piscina como complemento de un gimnasio doméstico, por ejemplo.

¿Qué debemos tener en cuenta al respecto de las piscinas indoor?

·En general, aumenta el coste global de la vivienda, porque requieren la instalación del cerramiento, así como diferentes medidas de seguridad. En general, cuanto más sofisticado, más caro.

· Por lo general, se ensucia menos (por no estar expuesta a las inclemencias meteorológicas), de modo que no tendrás que limpiarla con tanta frecuencia.

· Algunas de estas piscinas son climatizadas, lo que está muy bien para bañarse en invierno o para los que son más frioleros. En el caso de la piscinas outdoor, esta característica es menos frecuente. Por otro lado, aunque no esté climatizada, al estar tapada el agua tiene una temperatura más alta que si estuviese descubierta.

· Las piscinas que están en el interior de una casa, además de ser muy complejas, tienen una carga sobre la estructura de la vivienda que, si no se instalan cuando se construye la casa, incorporarlas posteriormente implican muchos inconvenientes.

· Otra ventaja de las piscinas indoor es la posibilidad de protegerlas: Al estar dentro de casa, podemos cerrar bajo llave la puerta que da acceso a las mismas, lo cual nos puede dar tranquilidad si tenemos niños pequeños (que podrían caerse dentro y ahogarse) o mascotas.

Piscinas outdoor

piscina outdoor

Las “piscinas outdoor” (out of the door = al otro lado de la puerta) son aquellas piscinas exteriores, las clásicas que podemos encontrar en el jardín de la casa rural o de veraneo. La piscina, además de ser un elemento distintivo, se convierte en una zona sobre la que girará buena parte de la vida exterior que se desarrolle en la vivienda.

La desventaja es su mantenimiento, que es un trabajo tedioso y requiere mucho esfuerzo y dedicación. Hay ciertas tareas que deben realizarse semanalmente. Si el mantenimiento se descuida, la piscina puede sufrir roturas y además desarrollar bacterias y problemas de algas. Además, de poco sirve una piscina si está sucia y nos da asco bañarnos.

Otro punto a tener en cuenta es que el acceso a las piscinas outdoor rara vez puede ser bloqueado:  Al estar ubicadas en el medio del jardín, niños, perros u otras mascotas pueden acceder sin problema; lo cual puede entrañar un peligro si no estamos en casa, o si nos decuidamos.

Si estás pensando en comprar una vivienda y hacerle obras, y que dentro de tus reformas se incluya la construcción de una piscina, no te pierdas este post con consejos para comprar una casa a reformar!

Cosas a revisar antes de comprar una casa con piscina

A continuación, te adjuntamos un listado de todas esas cosas que no puedes olvidar revisar antes de adquirir una vivienda que incorpore una piscina, o de instalar una piscina en una casa de tu propiedad:

Impuestos

Para construir una piscina, debemos solicitar una licencia; que la concederá el Ayuntamiento. Lo primero que deberemos hacer es solicitar en el Ayuntamiento que un pliego de condiciones, donde vendrán detallados los requisitos. Lo que marca la diferencia, a grandes rasgos, es que la construcción de la piscina se considere obra mayor u obra menor. Esto viene condicionado por las dimensiones o el volumen de la piscina. Por ejemplo, si tiene una superficie igual o menor 21 m2, se considera obra menor y si es superior se considera obra mayor.

En caso de ser una obra menor, el impuesto municipal será del 4%; mientras que si nuestra piscina, por sus medidas, es calificada como obra mayor, habrá que abonar un impuesto del 6% del presupuesto de la obra.

En ese sentido, y como ya se ha apuntado previamente, siempre será más sencillo comprar una propiedad que ya dispone de una piscina.

[su_note note_color=”#f8de70″]Dentro de Trovimap.com, puedes pinchar en Búsqueda Avanzada / Otras Características / Piscina, para filtrar únicamente propiedades que tengan piscina para su alquiler o compra[/su_note]

Mantenimiento y limpieza

Las operaciones a realizar para mantener la piscina en su mejor estado se dividen por la frecuencia en que hay que realizarlas:

1) Limpieza semanal

La limpieza es primordial para evitar que tengamos que tirar el agua y volver a llenarla. Este tipo de limpieza es superficial, es cuestión de quitar las hojas de los árboles o toda aquella suciedad que el viento pudiera haber depositado en el agua. Cada semana también es importante aspirarla, quitando así toda aquella tierra y polvos finos que pudieron haberse asentado en el fondo. Este tipo de mantenimiento lo podemos realizar por cuenta propia, con un poco de práctica y tiempo será un trabajo que no nos costará dinero extra.

2) Limpieza mensual

Se le da un tratamiento especial, esto evitará que se convierta en un estanque verdoso y sucio en el que no podremos nadar. Para esto es necesario suministrar cloro, balancear el PH y cristalizar el agua. Todos estos materiales conllevan un gasto. Tendremos que estar reponiendo cada uno de ellos cada determinado tiempo. Para este tipo de cuidados, a menos que sepas lo que haces, te recomendamos que busques asesoramiento sobre cómo hacerlo de la forma más adecuada, y así no contaminar el agua, estropear los filtros o cosas por el estilo.

3) Anualmente

Como todo en la vida, nuestra piscina también requiere de un chequeo anual. Cuando se acabe el verano, debemos vaciar y lavar la piscina con productos específicos para prepararla para los meses inactivos; así como desinfectar y lavar el vaso de la piscina cuando llegue de nuevo el verano para poder bañarnos con garantías de máxima higiene y salubridad. Antes de llenar la piscina con agua limpia, hay que dar una lechada para tapar todas las juntas, que podrían tener hongos y algas. Y antes del primer bañito del año, y para quedarnos completamente tranquilos, podemos hacer una hipercloración para eliminar posibles bacterias de las tuberías de la instalación.

Revisiones habituales de la piscina

casa piscina

Algo muy habitual es que las piscinas tengan fugas de agua, por las tuberías o grietas en el vaso, y que puede se puede convertir en una costosa reparación. Si la piscina se construyó hace poco, podemos comprobar si todavía nos cubre la garantía del constructor, o el seguro de la casa. Éste es otro punto a comprobar a fondo antes de adquirir en propiedad una vivienda con piscina: analizar el estado de la garantía y las reparaciones previas de la piscina para asegurar que no estamos entrando en un ciclo de reparaciones sin fin.

No está de más solicitar las facturas del consumo de agua del último verano para comprobar si es algo normal o por el contrario detectamos algún problema con consumos excesivos.
Por otra parte, hay que prestar una especial atención a la depuradora, que da vida al agua donde vamos a bañarnos. Si no ha sido mantenida con acierto, puede darnos serios problemas. No descuidemos el estado de elementos de la misma como las válvulas, filtros y la auto bomba.

Reparaciones habituales de la piscina

Cada vez es más usual encontrar equipos de desinfección diferentes a las pastillas de cloro convencional. Si tenemos pensado comprar una casa con piscina y un sistema de desinfección a la última, debemos ser prudentes. Todos esos sistemas serán beneficiosos para nuestra familia siempre y cuando funcionen correctamente. Por eso, debemos estar preparados para posibles reparaciones o sustitución de las piezas necesarias. Estos dispositivos necesitan piezas que se desgastan como la célula del clorador salino o las lámparas de UV. Nos interesa saber cuándo se instalaron, si se han sustituido alguna vez y, con la ayuda de un profesional, saber si existen piezas de recambio en el mercado.

Las reparaciones, así como la renovación de piezas, que necesite la depuradora podemos negociarlas con el vendedor y pedir una rebaja en la compraventa del casa.

Instalar una nueva piscina en casa

Si estás pensando en instalar una piscina en casa, aquí tienes las principales ventajas (y desventajas) de las piscinas más convencionales.

Piscinas de obra

Las piscinas de obras son aquellas que se han construido específicamente para la propiedad. Sea en el jardín, o como parte del interior de la casa. Los principales aspectos a tener en cuenta sobre las piscinas de obra son:

· Tu piscina tendrá una larga vida porque son construcciones de calidad: El hormigón con el que se construye el vaso es fuerte y resistente.

· Es la única técnica en fabricación de piscinas que te permite dar rienda suelta a tu imaginación: puedes pactar con el arquitecto un diseño diferente y original.

· La principal desventaja de este tipo de piscinas es que suelen ser las más costosas por todo el trabajo que conllevan.

Piscinas desmontables

Hay otras alternativas, menos costosas, pero también de menos calidad que las piscinas de obra: Las piscinas desmontables. Pese a que, evidentemente, no se podrán comparar con piscinas “reales”, construidas dentro de la propiedad, son una opción muy recurrente porque tienen otras muchas ventajas. Principalmente, la comodidad.

Son una alternativa para terrenos donde la excavación no es posible por falta de espacio y su instalación es más rápida que las piscinas tradicionales: no requieren excavación, son más económicas y más fáciles de construir o montar.

Para instalar una piscina desmontable en el jardín no se necesita hacer ningún tipo de obra, excepto preparar el terreno para que la piscina pueda asentarse bien y evitar problemas en el futuro. En un solo día podrás disfrutar de tu piscina.

Otra ventaja, además de su precio, es que no hace falta tener un jardín descomunal: Es fácil encontrar la que se adapta mejor a nuestro espacio. Además, es fácil de guardar cuando termine la temporada de baño.

La desventaja más importante de las piscinas desmontables es, sin duda, que las posibilidades reales de disfrutarlas son mucho menores que con las piscinas enterradas. Tienen menores dimensiones y capacidad. Por otro lado, también son menos estéticas. Un modelo elevado siempre se ve más, no pasa desapercibido y toda su estructura queda al descubierto.

Otra desventaja es su menor durabilidad. Por regla general, suelen tener una menor vida útil que las piscinas enterradas.

 

Hasta aquí nuestra guía sobre las casas con piscina! ¿Qué te ha parecido? ¿Consideras que es interesante? ¿Ya te has decidido? Si hay algo que hemos pasado por alto, no dudes en comentarlo. Y si conoces a alguien a quién este artículo podría interesar, compártelo en redes sociales o envíaselo por correo! Nos vemos en Trovimap.com!