Si ha considerado invertir en una vivienda  para mejorar su calidad de vida en el futuro, probablemente todavía se esté preguntando cómo hacerlo, por dónde empezar, los pasos a seguir y muchas otras preguntas.

No desesperes, hay profesionales que pueden ayudarte a simplificar este camino.

Un consultor inmobiliario es un profesional que se dedica a actuar como intermediario entre compradores y vendedores, llegando a acuerdos entre los mismos y eliminando las dificultades que puedan surgir en el proceso.

Por otro lado, en base a sus recomendaciones, puede optar por un mejor descuento hipotecario. Un problema típico que enfrentan los inversores inmobiliarios principiantes es que no tienen una comprensión clara de las condiciones comerciales, y esto requiere que los consultores lo resuelvan. Con su experiencia en este campo, podrá resolver sus problemas fiscales, de corretaje y legales.

No hay duda de que los consultores inmobiliarios también pueden ayudar a que su inversión obtenga un mayor retorno de la inversión.

¿Por qué buscar la ayuda de un asesor inmobiliario?

Seguidamente, te brindamos 5 ventajas de contar con un verdadero profesional en este campo:

  1. Profesionalidad garantizada: A través de la formación continua y el trato continuado de los clientes y empresas inmobiliarias, pueden formular estrategias y profundizar sus conocimientos, a fin de brindar un verdadero asesoramiento integral con mínimos riesgos y máximos beneficios.
  2. Evaluación del valor de costo: Este atributo genera  beneficios tanto para el dueño de la casa como para los nuevos compradores. El individuo que quiere vender su propiedad no tiene muy claro el costo de mercado. Se propone “a ciegas” sin considerar otros gastos, como por ejemplo, si el cambio de titularidad de la vivienda tiene algún coste, o en caso de estar algún suministro de baja, cuanto es el importe a cobrar por la distribuidora de la zona. Las empresas inmobiliarias se encargan de todas esas cuestiones. De manera similar, para los nuevos inquilinos, proporcionaron datos confiables y cuantificables, datos comparativos y sugerencias para aumentos o disminuciones de precios.
  3. Asistencia legal: Como sabe, el papeleo para adquirir el departamento de inversiones lleva mucho tiempo. La asesoría legal y asegurarse de que no se pierda nada (escritura de propiedad, tasación, escritura, registro de propiedad, etc.) es también una de sus principales tareas.
  4. Habilidades de negociación: Por ejemplo, dependiendo de su presupuesto, definitivamente necesitará una mejor tasa de interés hipotecaria. Los consultores inmobiliarios son expertos que pueden conectarse con diferentes instituciones financieras.
  5. Refinanciamiento bancario: Del mismo modo, si necesita refinanciar su hipoteca para poder pagar mejor sus deudas, obtener dinero libre y disfrutar del 100% del alquiler, esto también es posible.

A la hora de vender o comprar un inmueble, es una buena decisión pedir a profesionales que le acompañen. Es uno de los cambios más significativos que podemos experimentar. Por lo que, después de comprobar los pros y los contras, y tener algo de dinero para realizar esta inversión, es casi imprescindible el asesoramiento de un agente inmobiliario. Son muchos los trámites que se pueden realizar: mudanzas, registro de suministro eléctrico, gas natural, etc.- por lo que dejarnos guiar por profesionales puede ahorrarnos múltiples problemas.

Si está satisfecho con el trabajo del agente, incluso puede buscar asesoramiento sobre futuras inversiones.