Para ofrecer un servicio inmobiliario profesional y de calidad, no basta con poseer algunas habilidades ‘estrella’ a nivel de comunicación. Un alto nivel de formación inmobiliaria esalgo cada vez más necesario para un sector en constante evolución. 

La experiencia es, sin duda, una gran fuente de conocimiento. Pero los tiempos cambian, aparecen apoyos tecnológicos, nuevos métodos y estrategias. De este modo, continuar siendo un buen agente inmobiliario, dar el mejor servicio posible y diferenciarse de la competencia exige seguir aprendiendo de modo permanente.

La formación inmobiliaria en el rumbo actual del sector

La necesidad de formación inmobiliaria queda de manifiesto en la existencia de organizaciones como CRS, que distingue a aquellos profesionales que poseen la experiencia y formación requeridas para dar un servicio excepcional a los clientes; y que además, imparte formación de alto nivel para continuar avanzando como profesional.

También algunas regulaciones empiezan a atender a esta necesidad. En este sentido, por ejemplo en Cataluña por medio de la Ley 18/2007 del derecho a la vivienda y del Decreto 12/2010 que la desarrolla, ha sido creado el Registro de Agentes Inmobiliarios de Cataluña.

Para poder inscribirse en este registro, es necesario cumplir unos requisitos que garantizan la profesionalidad del agente inmobiliario. De ese modo, los agentes inmobiliarios disponen de una acreditación que confiere confianza a sus clientes, al tiempo que estos se aseguran de recibir un buen servicio.

Como vemos, se ha marcado un rumbo en el que la sociedad, cada vez más, demanda a los agentes inmobiliarios servicios de calidad garantizados; y se van creando instrumentos para proporcionar tal garantía.

De este modo, como agente se debe apostar por la formación inmobiliaria, por la actualización permanente, a veces, mediante cursos establecidos, otras, a través del propio interés y el autoaprendizaje, para crear fortalezas en lugar de quedarse atrás en las tendencias de mercado. 

La formación inmobiliaria imprescindible para ofrecer un servicio de calidad

Para ser un agente inmobiliario profesional es muy recomendable mantener siempre inquietudes sobre los movimientos del sector. Estar al día de la situación de los mercados, de la nueva tecnología y las novedades que surgen, irse renovando.

En particular, es conveniente no quedarse atrás y continuar adquiriendo formación inmobiliaria en las siguientes áreas

Negociación y comunicación

El trato con el cliente es quizá el aspecto que un agente inmobiliario debe cuidar más. Este ejerce de intermediario entre propietarios y compradores por lo que debe saber encontrar acuerdos positivos para ambas partes, las denominadas técnicas de negociación win-win.

Y además, los clientes están solicitando más explicaciones sobre las tareas de un agente inmobiliario. Es normal que quieran estar bien informados y, para ello, hemos de disponer de esa información y saber exponérsela de la forma más sencilla y profesional.

En este sentido, es importante trabajar las habilidades comunicativas y conocer técnicas concretas de acuerdo a los estudios más recientes. Y también es necesario que desarrollemos ciertas estrategias específicas y modernas apoyados en las nuevas tecnologías. Por ejemplo, es de gran utilidad aprender a elaborar dossieres inmobiliarios profesionaleso disponer de herramientas de valoración precisas. 

Mercados y financiación

No puede haber un servicio inmobiliario de calidad si no se conoce cuál es la situación y las tendencias del mercado a nivel general y para el área concreta en la que se trabaja. Por supuesto, uno puede estar al tanto de las novedades a través de métodos tradicionales, pero también es muy interesante aprender a aprovechar las nuevas tecnologías y herramientas de análisis para cumplir con este propósito.

También se ha de estar al día para poder dar asesoramiento en cuestiones financieras y legales. En este sentido, se han de conocer bien las reglas del sistema hipotecario y contractual. Asimismo, se deben conocer nuevos modos de financiación que surgen, así como las actualizaciones en el panorama legal, como es el caso de la nueva ley hipotecaria.

Nuevas tecnologías y marketing

Las nuevas tecnologías se han impuesto de modo rápido, decisivo y continúan revolucionando el sector. Por ello, este es un punto en el que resulta fundamental actualizarse y estar al tanto de las nuevas preferencias de los clientes.

Contar con una página web, optimizada para móviles y aparecer en los grandes portales inmobiliarios ya es prácticamente imprescindible. También incorporar la automatización y la inteligencia artificial en la gestión de clientes, inmuebles, tareas y documentos es fundamental para optimizar el trabajo, por ejemplo por medio de un CRM que te ayude en las tareas de captación. Pero la cosa no se detiene ahí.

Pensemos en que hay que dominar herramientas para el retoque de imagen o fotografía para cuidar nuestros anuncios, o que existe la posibilidad de acompañarlos de tours 360º para enseñar de un modo más atractivo la vivienda que queremos vender, y en que seguramente, en poco tiempo, las visitas virtuales también estarán a la orden del día. 

Y no podemos olvidarnos de las puertas que han abierto las nuevas tecnologías al marketing, a través de redes sociales, por ejemplo. Conocer nuevos métodos y tendencias como el neuromarketing, el videomarketing o el marketing de contenidos también puede ser un factor significativo cuando buscamos llegar a nuestros clientes.

Nuevos métodos inmobiliarios

Si pensábamos que lo sabíamos todo sobre cómo ejercer nuestra tarea de agentes inmobiliarios, no podíamos estar más equivocados. En un mundo globalizado, procedentes de otros países están llegando a nuevos modos de ofrecer el servicio a los que, como mínimo, hay que prestar atención para ver cómo evolucionan. 

Técnicas como el “open house” o la especialización como agente del comprador y del vendedor, con la incorporación de la figura de personal shopper inmobiliario, comienzan a ganar terreno. 

En definitiva, hoy en día la actualización es clave para mantenerse fuerte en el mercado inmobiliario. Por ello, desde Trovimap queremos acompañarte y facilitarte herramientas modernas para que seas el agente inmobiliario profesional que demandan los nuevos tiempos.

Consigue lo que necesitas para ofrecer el servicio de calidad que demandan tus clientes.